botox

EFECTO A LARGO PLAZO DE REGENERACION CUTANEA DE LA TOXINA BOTULINICA

Hoy en día son muchos los pacientes que acuden asiduamente a realizarse tratamientos con toxina botulínica para frenar los signos de envejecimiento.

Su efecto principal consiste en reducir la contracción muscular, con lo que suavizan las arrugas de expresión de forma inmediata. No obstante, sus efectos van más allá, ya que consiguen reducir las arrugas incluso en reposo y sin que estén bajo los efectos de la toxina botulínica. (véase la foto adjunta en la que en la imagen de la derecha el paciente no ha sido tratado aún).

Este efecto se produce ya que al reducir los movimientos faciales, se consigue la regeneración de los pliegues cutáneos o arrugas a largo plazo, es decir, la toxina tiene un claro beneficio antienvejecimiento.

botox

Toxina botulínica

recuperacion-cutanea

RECUPERACION CUTANEA TRAS EL VERANO

Tras la época estival la piel suele estar más seca y con mayor número de manchas o discromías.

Es ahora cuando comenzamos a realizar tratamientos cutáneos para mejorar la elasticidad y luminosidad cutánea con factores de crecimiento. Este tratamiento se realiza con la obtención de sangre del propio paciente y lo utilizamos en rostro, cuello y escote.

También realizamos peelings para renovar la capa superficial de la epidermis y tratamientos con Ácido Hialurónico y toxina botulínica de forma aislada o combinada.

Asímismo, realizamos tratamientos de manchas que aparecen con el envejecimiento y que requieren el uso de protección solar de forma diaria durante 9 meses, con lo que esta época es la idónea para realizarlas de forma segura.

TRATAMIENTOS-FACIALES

¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE LA TOXINA BOTULÍNICA Y EL AC. HIALURÓNICO?

Muchos pacientes acuden a mi consulta para recibir tratamientos faciales en San Sebastián sin saber distinguir entre ambos tratamientos y para qué signos de envejecimiento facial están indicados.
A grandes rasgos, las diferencias son las siguientes:
La toxina botulínica es un medicamento que actúa a nivel neuromuscular para disminuir la contracción y con ello las arrugas.

– El Ácido Hialurónico, por el contrario, es similar a un gel mas o menos viscoso según su densidad y que rellena los hundimientos de la piel producidos por las arrugas, atrofias o cicatrices.

Aunque existen excepciones, la toxina botulínica suele utilizarse para el tercio superior de la cara(frente, patas de gallo y entrecejo);el Ac. Hialurónico se utiliza fundamentalmente para el tercio inferior de la cara.

Los tratamientos con toxina botulínica se realizan entre 2 y 3 veces al año mientras que los de Ac. Hialurónico se realizan 1 o dos veces en casos de tratamientos paulatinos.

Si bien ambos son tratamientos ambulatorios y sin complicaciones los tratamientos con Ac Hialurónico en la región perioral pueden hacer hematomas mínimos, siendo excepcionales en el tratamiento con toxina