La rinomodelación consiste, como su nombre indica, en un modelado de la pirámide nasal mediante la infiltración de Ac Hialurónico de alta densidad.

Es importante la valoración de cada paciente ya que se trata de una técnica aumentativa, es decir, que no podemos disminuir caballetes exagerados ni estrechar puntas nasales.

Lo utilizamos fundamentalmente para:

-regularizar dorsos nasales: en muchas ocasiones existen pequeñas gibas que pueden camuflarse con la infiltración en la raíz nasal y en la región más distal. También podemos homogeneizar hundimientos previos a la punta.

-elevar la punta nasal, sobretodo en puntas descendidas por ptosis de los cartílagos de la punta

-corregir pequeñas asimetrías post cirugía de rinoplastias como hundimientos.

-corregir pequeñas desviaciones congénitas o postraumáticas

Habitualmente utilizamos un vial de 1ml aunque en ocasiones pueden ser necesaria más cantidad para un óptimo resultado.

Requiere la colocación de crema anestésica tópica y el producto dispone de anestésico local, con lo que disminuimos considerablemente las molestias de la infiltración.

Tras el tratamiento se produce ligero edema y ocasionalmente algún hematoma pero el paciente puede realizar su vida cotidiana con normalidad.