Con el paso de los años se produce una atrofia de los tejidos faciales que favorece el descenso de los mismos. El lipofilling, también conocido como lipoestructura o lipoinjerto, consiste en la obtención de tejido graso de zonas sobrantes como caderas, muslos, abdomen, pistoleras, etc…. para utilizarlo como injerto en la región facial. Se trata de tejido autólogo  (del propio paciente) con presencia de células madre o pluripotenciales, con las ventajas que ello genera.

Además de en la región facial, podemos utilizar esta técnica en otras regiones corporales como mama o glúteos  para aumentar su volumen. También podemos corregir secuelas cicatriciales o depresiones producidas por inyecciones, intervenciones o congénitas. Asimismo la injertamos en el dorso de las manos para atenuar los efectos del envejecimiento en las mismas.

DURACIÓN: 1 hora

ANESTESIA: local/ local y sedación

INGRESO: ambulante

RECUPERACIÓN: incorporación laboral entre 2 y 7 días