Mediante la infiltración de Ac Hialurónico de alta densidad podemos realizar aumentos de volumen de la zona glútea fundamentalmente. También lo utilizamos para rellenar depresiones causadas por inyecciones o de origen celulítico. Asimismo podemos tratar secuelas cicatriciales que produzcan hundimientos antiestéticos.

Se trata de un productor reabsorbible cuya duración aproximada es un año.

Requiere la colocación de crema anestésica tópica y el producto dispone de anestésico local, con lo que disminuimos considerablemente las molestias de la infiltración.

Tras el tratamiento, que es totalmente ambulatorio, se produce ligero edema y ocasionalmente algún hematoma, pero el paciente puede realizar su vida cotidiana con normalidad.

La opción quirúrgica consiste en el llamado lipofilling o lipoinjerto, que tiene la ventaja de su duración pero la inconveniencia de que requiere de un postoperatorio.