Tras los embarazos y a causa de la edad o los cambios de peso se produce un descolgamiento de la pared abdominal que puede mejorarse con esta intervención. Se realiza una retensado de la pared muscular  y una resección del exceso cutáneo y graso para conseguir un aplanamiento de la misma.

Podemos distinguir diversos tipos de abdominoplastia:

-ABDOMINOPLASTIA O DERMOLIPECTOMÍA ABDOMINAL

Es la técnica habitual cuando existe moderada flacidez cutánea .Las cicatrices resultantes son a nivel suprapúbico, similar a la cesárea pero de mayor longitud habitualmente, y periumbilical.

-MINIABDOMINOPLASTIA

Se utiliza está técnica cuando la laxitud cutánea es leve y afecta fundamentalmente a la zona inferior al ombligo. No se realiza cicatriz periumbilical, únicamente encima del pubis.

-LIPOABDOMINIPOPLASTIA

La utilizamos cuando existe tejido adiposo en flancos (laterales) y región por encima del ombligo para un mejor resultado.

DURACIÓN: 3-4 horas

ANESTESIA: general

INGRESO: 24 a 48 horas

RECUPERACIÓN: incorporación laboral de 1 a 3 semanas.