Muchos pacientes que han padecido obesidad mórbida y que han conseguido una gran pérdida de peso mediante dietas y ejercicio o tras una cirugía bariátrica, presentan un descolgamiento de tejidos en gran parte de su anatomía. Esta piel sobrante puede ser causa de problemas físicos (infecciones cutáneas, eccemas por el roce…) como psicológicos. Esta piel sobrante puede eliminarse mediante diversos tipos de cirugía (lifting braquial, toracobraquioplastia, abdominoplastia, lifting de muslos, liposucciones, gluteoplastias…) que en ocasiones pueden realizarse conjuntamente o en varias intervenciones.

Una intervención muy demandada y con muy buenos resultados en estos pacientes es lo que se conoce como BODYLIFT. Se trata de una incisión circular alrededor de la cintura que consigue solucionar en una sola intervención los problemas de la región abdominal, cartucheras y glúteos.

DURACIÓN: 3 o 4  horas

ANESTESIA: general

INGRESO: 48 horas

RECUPERACIÓN: incorporación laboral entre 2 y 3 semanas.

secuelas obesidad